Archivo de la etiqueta: trabajo

Marcha Nórdica

Descubre los beneficios de la marcha nórdica   

¿Quizás hayas visto a gente caminar con bastones por el parque o por la calle? Cada día verás más gente haciendo marcha nórdica (Nordic Walking). Es un deporte importado de Finlandia; sus orígenes se remontan a  los años treinta del siglo pasado cuando los esquiadores de fondo tenían que seguir practicando en la temporada de verano y no había nieve.

La marcha nórdica es una actividad física que consiste en andar de forma natural con un par de bastones. No debemos confundirnos con el senderismo o trekking con bastones, los cuales tienen una estructura diferente y sólo actúan de apoyo. Los bastones de marcha nórdica  tienen una dragonera que permite la impulsión activando el tríceps, siendo el movimiento desde el hombro y no del codo; por lo cual no hay impacto en dicha articulación.

Es una actividad física que se adapta al ritmo y las características de cada persona. La marcha nórdica es un ejercicio físico aeróbico seguro y accesible para todo el mundo. Hacer marcha nórdica mejora nuestra  función cardiovascular, la fuerza muscular y el equilibrio. Es un deporte que se realiza al aire libre, mejorando nuestra vitamina D en el invierno.

¿Marcha nórdica o salir a caminar?

Una de las diferencias de salir a caminar y la marcha nórdica es la aplicación de fuerza en cada uno de los bastones empleados y el ritmo de ejecución. En la marcha nórdica se utilizan muchos más músculos (pectoral, dorsal ancho, tríceps, bíceps así como otros grupos del tronco y el cuello). Se utiliza un 90% de nuestro cuerpo. Es un trabajo más completo, el ritmo cardíaco también es mayor, alcanzándose hasta un 46% más de consumo de energía en comparación con un paseo. Sesenta minutos de marcha nórdica a una media de 6km/h puedes perder hasta unas 600 calorías. Un paseo ligero tiene un consumo aproximado de 250 calorías a la hora y una caminata intensa se podría llegar a quemar un máximo de unas 400 calorías. La marcha nórdica tiene un mayor consumo calórico.

Otra de las ventajas que tiene es que el esfuerzo físico percibido es bajo comparado a caminar sin bastones.  Es una actividad que cada vez se prescribe más a pacientes con cáncer ya que tienen una baja tolerancia a la fatiga o a personas obesas que son más proclives a abandonar la actividad física cuando perciben que el esfuerzo a realizar es demasiado o poco agradable.

¿Es difícil aprender?

La técnica de marcha nórdica se tiene que aprender  con monitores especializados. Existen diferentes técnicas para aprender. Sin embargo lo más importante es aprender a realizar los movimientos de la manera correcta y sin perjudicar nuestra salud. Cuando pruebes hacer marcha nórdica, te gustará. El deporte es salud. Cuídate.

¿Te animas a prácticarlo?

 

El equipo de FiberSalud&FiberStudio

www.fibersalud.es – www.facebook.com/fibersalud -www.facebook.com/fiberstudio

Fibersalud & Fiberstudio

 

 

Tendencias en redes sociales, mejora tu foto profesional.

Diez consejos para mejorar tu foto profesional de retrato

La imagen del retrato de una persona es a veces su carta de presentación. Para una foto de retrato con fines profesionales, los fotógrafos suelen apostar por ofrecer una imagen lo más real y natural posible, pero favorecedora.

Sus usos son variados: redes sociales, páginas web corporativas, presentaciones profesionales, firma del correo electrónico, conferencias, libros, currículum vitae, envíos a medios de comunicación, material promocional y publicitario, etc.

1.      Plantéate para qué quieres las fotografías de retrato y el uso. Tener claro tu objetivo ayudará al fotógrafo a recomendarte estudio, exterior u otro escenario, fondos, perspectivas, gestos, attrezzo, cambios de vestuario, estilo, iluminación…

2.      Planifica tu sesión de fotos. Concédele la importancia que merece. Organiza con el profesional si necesitas peluquería y maquillaje, cambios de vestuario, complementos… ¡Recomendamos venir con una maleta!

3.      Elige dónde. En estudio, en exterior, en tu lugar de trabajo, o bien en un sitio que contraste con todo, en un espacio original…

4.      Cuida tu aspecto. Ni la peluquería ni el maquillaje (si se necesitan) deben ser exagerados. Maquillaje sin brillos y natural, vestuario cuidado, y si no hay una causa que lo justifique, se prefieren colores neutros y sin estampados… Queremos fijarnos en la cara, no en el traje.  ¡Y ojo con los zapatos usados!

5.      Cuida los detalles. Piel seca, uñas descuidadas (se usan a menudo las manos cerca del rostro…), relojes demasiado voluminosos, pulseras llamativas que no encajan con la ropa, pelo erizado, etc.

6.      Vestuario. Mejor ropa atemporal, cuidando la combinación de colores y el estilo. No recomendamos extremos (jerseys de cuello alto o tirantes). En ocasiones es útil el uniforme laboral (como una bata en un médico, por ejemplo).

7.      La luz y el encuadre. La iluminación lo es a veces todo en un retrato. Deja al fotógrafo que te recomiende y module la luz. El encuadre elegido puede hacer que salgas más favorecido o que la foto sea más dinámica… ¡Aunque a veces se corte parte de la cabeza!

8.      El gesto define. Relájate, habla, explica, muévete… Es importante que estés a gusto, cómodo, porque eso se refleja en la foto. A veces será recomendable que actúes como si estuvieras trabajando, “en acción”.

9.      Tómate tu tiempo. “Yo solo quiero una foto” es una frase que solemos escuchar demasiado a menudo. Para conseguir lo que queremos, necesitamos preparar la luz en estudio o esperar una hora determinada de sol en exterior. Y los primeros cinco minutos los retratados están tensos y nerviosos. Paciencia.

10.  Sé tú mismo. Sé natural. Sin forzar. Intentar parecer lo que no se es, no funciona. La mirada y la expresión son fundamentales.

Feliz dia a todos!

Rosa Casbas y Xavier d’Arquer

www.doblestudio.com

Doblestudio