Archivo de la etiqueta: recuerdos

Mi vida en veranos.

Mi vida en veranos

Queridos amigos y amigas:

Con el calor de estos dos últimos días somos más conscientes, el verano ya está aqui, y planificarlo, para muchos, no es lo mismo que planificar las vacaciones, porque algunos entramos en temporada alta. Y es que a lo largo de nuestras vidas nos dejamos organizar o nos toca organizar los veranos, teniendo en cuenta, las variables de cada familia. Y aquí va un resumen rápido de mis veranos para ver si os sentís identificados en alguna de mis etapas.

Cuando eres pequeño tu pides, y ellos (en este caso mis padres) se encargan de darte o de no darte, es así de sencillo, mis veranos estaban llenos de piscina de ruiseñores, de escapadas a campings donde hubiera posibilidad de hacer windsurf ya fuera playa o pantano, de visitas a los abuelos y por supuesto, de vacaciones santillana.

No me acuerdo exactamente a que edad, ya puedes ir solo a la piscina, así que esa parte del verano cambia considerablemente, bajábamos con las amigas y nos pegábamos toda la mañana a remojo preparando coreografías imaginando que Ruiseñores, era nuestra mansión. Las vacaciones seguían siendo en familia y en el coche, mi hermano y yo, cantábamos canciones de Tenessi y de Loquillo, como micro las raquetas de badminton, no íbamos con cinturón de seguridad y mi madre ya no nos compraba el vacaciones santillana porque entendió, que solo lo hacíamos el primer día.

Nos debimos hacer mayores (14 años), porque la piscina ruiseñores se nos quedaba pequeña y empezamos a ir a la de San Jorge, muchos días nos quedábamos a comer, jugábamos a las cartas, al frontón… a lo que hiciera falta, éramos expertos en todo. A alguno ya le tocaba estudiar por las mañanas, pero todavía nos organizaban las vacaciones.

El verano de selectividad, nuestra pandilla nos fuimos solas a la playa, ¡qué recuerdos! ese verano, sin ninguna duda, lo cambió todo, o eso parecía.
Decidas o no ir a la universidad, en tus veranos venideros puede tocarte estudiar o trabajar, para poder seguir cumpliendo sueños, organizábamos viajes con los amigos y ya no íbamos a la piscina, porque como teníamos carnet de conducir preferíamos ir al río, nos sentíamos realmente independientes.

Las acampadas y las fiestas de los pueblos eran lo más emocionante y Pirineo Sur una cita fija.
A los 26 años me convertí en carita bonita, y el verano empezó a significar, temporada alta, como trabajaba con una de mis mejores amigas y nos queríamos ir juntas de vacaciones, nos tocaba planificar muy bien las fechas de nuestros viajes para que no afectaran al trabajo.

Antes del verano del 2011, a uno de nuestros mejores amigos le detectaron cáncer, fue un verano sin vacaciones, pero eso era lo menos importante y renunciaría a todas las vacaciones que están por venir por volver a verlo, esto si que fue un antes y un después en mi forma de vivir el verano, y la vida en general.

He ido haciendo viajes largos y cortitos, siempre rodeada de gente maravillosa que sobre todo me ha hecho y me hace reír y que les da igual hasta si llueve en vacaciones.

Casi sin darme cuenta, llegó a nuestras vidas little a y si mi maleta para viajar era un caos, ahora es un caos multiplicado por dos, en los viajes volvemos a cantar Calimero, Oliver y Bengi, Pipicalzaslargas… y en nuestro coche se vuelve a jugar al veo veo y a las palabras encadenadas y que no salga de aquí, se comen chuches a escondidas.

Contamos con la ayuda de abuelos y amigos para poder afrontar la temporada alta en tienda y nos aprovechamos de la oferta que hay en nuestra ciudad, de campus y actividades sueltas, para poder planificar el verano, haremos muchas horas de piscina, cero libro Santillana, mucho juego libre, papeles para inventar historias y dibujar, libros divertidos, manualidades, algún viaje  y espero hacer muchas quedadas con mis amigas porque juntas seguimos siendo lo más.

Editar fecha y hora

Equipo Carita Bonita

Carita Bonita Ropa y Complementos Huesca S.L.

Coso Alto 34-36 (22003) Huesca.

Tlf: 974 24 36 94

Visita nuestra tienda online www.caritabonita.com

El dedo caliente

Las vacaciones ya se han terminado… o casi. Y tengo que volver a la realidad conjugando dos problemas fundamentales: cómo superar la vuelta al trabajo y qué hacer con el millón de fotos que he hecho este verano. Combatiremos el primer asunto con el segundo.

Fotos de verano

Para los que tienen ya una edad un poco más elevada, ¿os acordáis de aquellas sesiones de diapositivas para los amigos en reuniones eternas que acababan como el rosario de la aurora? Los/las protas se venían arriba contando todos los detalles al ritmo del cataclak del carro de las diapos, el personal invitado comenzaba bien pero acababa perdiendo fuelle y los comentarios derivaban del tema vacacional hacia cualquier aspecto baladí o peregrino que surgía. En fin… que los viajeros mosqueados, los invitados aburridos, todos medio cenados y pa’casa.

La cosa se complica hoy en día porque además tenemos fotos de la cámara, fotos del móvil, las fotos de la pareja, las fotos de la hija, las que me envían de cuando estuvimos juntos, los selfies… en fin, la locura. Así que te doy algún que otro consejo para sobrellevar la cosa con dignidad y con productividad.

Paso 1. Ommmmm. Haz un rato de yoga o meditación o una siesta reconfortante. Necesitas energía.

Paso 2. Soy minerooo. Ya despierto o meditado, ponte música. Al gusto. Seguramente la irás cambiando conforme vaya pasando el tiempo y vaya mutando tu humor.

Paso 3. Ojo. Echa un vistazo general a todas las fotografías en sus distintas formas. Aprovecha para eliminar las que realmente no sirven de nada. Esos dedos delante del objetivo, contraluces bestiales, desenfoques feos…

Paso 4. Ordeno y mando. Es hora de ordenar las fotos. Aglutina material, establece criterios para hacer carpetas y subcarpetas (por temas, por días, por momentos…). Parece un rollo pero luego va bien. Si necesitas renombrar fotografías y quieres que la fecha mande, recuerda ponerla de esta manera: 20150810_Danzantes. Así cuando le pidas que ordene por fecha, lo hará bien. No utilices barras inclinadas (/) ni signos raros. El ordenador se puede confundir. La barra baja está muy bien.

Paso 5. Toque y retoque. Tanto en Mac como en PC, dispones de programas sencillos y gratuitos de retoque digital. También tienes en la red, incluso en línea, que no necesitas descargar. Para todos los gustos. En los móviles hay un montón de posibilidades que además te ofrecen filtros muy molones que te impactarán a ti y tus sufridas amistades.

Contrasta los colores, ajusta un poco las luces, coloca marcos bonitos, vira dos colores, pasa a blanco y negro ese retrato tan romántico…

Paso 6. Ideas para todo el año. Fotos para todo. Cumpleaños, navidad, reyes. Fotos para decorar tu casa o el trabajo con paisajes, retratos o detalles, para cortinas o estores; marcos digitales de regalo con un reportaje familiar dentro; fotos para funda de móvil, ratón o salvapantallas, en tazas, bolsos, camisetas, cojines o almohadones. Marcalibros, postales, calendarios, álbumes, cuentos, revistas o un vídeo.

FotorCreated2

Consulta en tu tienda o profesional más cercano que siempre te dará más garantía. Y si no encuentras lo que buscas, siempre te quedará la red.

Con estos pasos, es posible que te inunde un sentimiento de satisfacción por el trabajo bien hecho, quizás te ayude a planificar tus próximas “vacaciones fotográficas” pero lo que es seguro es que te hará tener una idea clara de que hacer fotos no sólo es hacer un click. Hay todo un mundo detrás que lleva un montón de horas, experiencia y conocimiento. Ante la duda… consulta a profesionales. Merece la pena.

José Ángel Alegre – Capycua Equipo Creativo.