Archivo de la etiqueta: protección

¿Disfrutas del sol de manera segura?

 ¿Disfrutas del sol de manera segura?

Llevamos un mes de mucho sol y calor y nuestros mejores aliados son las playas y las piscinas donde podemos darnos un chapuzón y relajarnos del estrés del día a día.

La radiación solar es máxima en estos días y exponernos a ella de forma inadecuada supone un importante riesgo para nuestra salud.

Hasta hace unos años sólo eran conocidos los efectos perjudiciales de la radiación ultravioleta. Hoy en día numerosos estudios demuestran que la radiación IR y la luz visible también son responsables del daño en nuestra piel.

La clave para hacer frente a los efectos negativos de estas radiaciones está en las medidas que tomemos a la hora de exponernos al sol y en la elección del fotoprotector adecuado. No todos son igual de eficaces,  razón que justifica la diferencia de precio de unos a otros.

 

¿Qué requisitos debe de cumplir un buen fotoprotector?

  • Proteger frente a todos los tipos de radiación: UVA, UVB, IRA y luz visible.
  • Combinar filtros óptimos y fotoestables, que no se degraden en el momento que se ponen en contacto con la radiación solar.
  • Contener activos capaces de neutralizar los radicales libres que genera nuestro organismo por exposición a la radiación solar.
  • Contener enzimas que reparen el daño producido en el ADN de nuestras células.
  • Que sea adecuado a cada tipo de piel y circunstancia.

 

Os daré también  una serie de consejos que nos ayudarán a poder disfrutar del sol de manera saludable:

  • Evitaremos la exposición solar entre las 12 y las 16 horas.
  • Nos protegeremos en días nublados, las radiaciones UVA son capaces de atravesar las nubes.
  • Aplicar el fotoprotector media hora antes de la exposición solar y en la cantidad adecuada. Renovar cada dos horas o después de un baño prolongado.
  • No olvidar la aplicación del fotoprotector en zonas como orejas, empeines, calva, nariz, hombros…
  • Utilizar gafas de sol homologadas y gorras, sombreros, sombrillas, además de fotoprotectores labiales.

  • No utilizar el fotoprotector una vez superado el PAO, símbolo que aparece en los envases y que indica los meses en los que el producto es seguro y eficaz.

  • Extremar precauciones en situaciones especiales: cuando estamos tomando algún medicamento, embarazo, problemas hormonales…
  • Beber mucha agua para evitar la deshidratación.
  • Hidratar siempre nuestra piel finalizada la exposición solar.

Y para cualquier duda, los farmacéuticos estamos siempre para ayudarte en la mejor elección.

Rebeca Cebrián Borau – Farmacéutica adjunta- especialista en dermofarmacia

Farmacia Marro – Marrosalud

www.marrosalud.com

 

LA PROTECCIÓN DEL COLCHÓN, EL COMPLEMENTO PERFECTO E INDISPENSABLE

LA PROTECCIÓN DEL COLCHÓN, EL COMPLEMENTO PERFECTO E INDISPENSABLE Cuando pensamos en adquirir un nuevo equipo de descanso, empleamos la mayor parte de nuestra energía en mirar colchones ya que al fin y al cabo es lo que nos va a suponer la inversión más importante que debería de asegurar un descanso placentero.  No hay que olvidar que un descanso sin interrupciones de como mínimo 7 horas nos permite afrontar nuestro día a día de la mejor manera.

Así pues, la elección del protector del colchón resulta fundamental y debería hacer emplearnos tan a fondo en su elección como con la  del colchón:

  • Fundas de colchón:

Suelen ser de algodón o mezcla -50% algodón, 50% poliéster- y se usan para proteger la totalidad del colchón del polvo o manchas leves. Lo ideal sería colocar una funda siempre previamente a la colocación del protector pero resulta casi indispensable para aquellos colchones que están sobre somieres ya que el polvo que se genera debajo de la cama puede alcanzar al colchón por la parte de abajo y mancharlo.

  • Protectores impermeables no acolchados:

Suelen ser láminas de poliuretano de mayor o menor grosor adheridos por calor a diferentes tejidos como algodón o lyocell. En general presentan más ventajas en cuanto al mantenimiento pero más inconvenientes en cuanto a su confort. Básicamente son fáciles de lavar y secar, caben normalmente en cualquier lavadora y su precio es más reducido. El problema que no tienen capacidad de absorción.

  • Protectores acolchados:

Este tipo de cubrecolchones, cuando son de calidad, presentan un relleno hecho en multicapas de fibra de poliéster o fibras naturales como el lyocell o el algodón. Sus prestaciones más importantes son añadir un confort adicional al colchón y protegerlo de sudoraciones o pérdidas leves. El acolchado, en ningún caso hace perder las propiedades del colchón porque el peso del cuerpo hace que se hunda lo suficiente para que percibamos dichas propiedades.

  • Topper:

También llamados sobrecolchones, están destinados a cambiar el confort original del colchón. Los de fibra y plumón aportan un mayor mullido y una sensación de confort como de “estar en una nube” muy agradable. La sensación final es la de descansar sobre una superficie más blanda. El de visco aporta una sensación más parecida a la que tiene un colchón nuevo, de ahí que se utilice cuando ya tenemos un colchón que por varias razones no nos satisfaga, se haya ablandado con el tiempo.

Esperamos que con estos consejos tengáis un ¡¡¡¡Feliz descanso!!!!

Colchonería Zerimar – colchonería zerimar

https://www.facebook.com/search/top/?q=colchoner%C3%ADa%20zerimar

 

 

 

Disfruta del verano y del sol protegiendo tu piel y la de los tuyos

Disfruta del verano y del sol protegiendo tu piel y la de los tuyos

Con la llegada del verano surgen muchas dudas sobre qué es mejor o peor a la hora de exponer al sol nuestra piel o la de nuestros hijos. Existen muchos mitos sobre fotoprotección que hoy con este post pretendemos  resolver.

Si uso un fotoprotector no me broncearé. FALSO. Si no lo usamos la piel no se bronceará sino que se quemará. Usándolo obtendremos un bronceado progresivo y más duradero evitando los efectos nocivos del sol.

Cualquier fotoprotector es seguro y eficaz. FALSO. Para cumplir ambos requisitos un fotoprotector tiene que protegernos tanto frente a las radiaciones ultravioleta B (UVB) como a  las radiaciones ultravioleta A (UVA) que están presentes todo el año y son las responsables de los efectos perjudiciales a largo plazo como el envejecimiento prematuro y el cáncer de piel. Siempre debemos buscar en el envase de la crema solar, además del número al que estamos acostumbrados (20, 30, 50+…) el símbolo UVA rodeado de un círculo que es el indicador de que estamos bien protegidos frente a esta radiación.

Si está nublado  no es necesario usar crema solar. FALSO. La radiación solar, sobre todo la UVA atraviesa la nubosidad.

Los fotoprotectores no caducan y los puedo usar el verano siguiente. FALSO. Una vez abierto el envase, debemos fijarnos en el símbolo PAO, es un dibujo de un tarro abierto, dentro pone 6M (6 meses) o 12M (12 meses). Esto significa que la crema mantendrá sus propiedades durante los meses indicados y no después.

Si un fotoprotector es resistente al agua puedo no reaplicarlo aunque me bañe muchas veces. FALSO.

Un fotoprotector “water resistant” mantiene su capacidad protectora tras 40 minutos de inmersión en agua y uno “waterproof” tras 80  en condiciones de estudio. Hay que tener en cuenta que el sudor, el roce con las toallas, la arena de la playa…hacen que se vaya perdiendo producto. Por ello, hay que reaplicar la crema solar cada dos horas.

Hay que exponer a los bebés al sol directo sin fotoprotectores para que sinteticen la vitamina D. FALSO. A los niños menores de un año no se les debe exponer al sol de manera directa. Para la exposición indirecta se deben utilizar fórmulas que contengan únicamente filtros físicos o minerales (reflejan la radiación sin absorberla). Está demostrado que los fotoprotectores no interfieren en la síntesis de vitamina D.

Sirve el mismo fotoprotector para un niño que para un adulto. FALSO. La piel de los niños es más fina, su sistema inmunitario es inmaduro y sus melanocitos (células encargadas de sintetizar melanina para defenderse de la radiación solar) son deficitarios. Los niños deben de utilizar fórmulas pediátricas, con FPS 50+, hidratantes, con filtros adecuados a su tipo de piel y resistentes al agua. La piel “tiene memoria” y las exposiciones al sol de manera incorrecta en los primeros años de vida aumentan considerablemente el riesgo de sufrir un cáncer de piel en la edad adulta.

Sólo es importante usar fotoprotectores en verano. FALSO. Las radiaciones UV están presentes todo el año, sobre todo las UVA que son las que llegan a capas más profundas de la piel.

Las cabinas de rayos UVA preparan nuestra piel para el verano. FALSO. Las radiaciones UVA de estas máquinas son igual de perjudiciales para nuestra piel.

Si aplicamos repelente de mosquitos no podemos ponernos crema solar. FALSO. Siempre se aplica la crema solar primero, y pasada media hora que ya está absorbida se puede aplicar el repelente de mosquitos.

Sabiendo todo esto… ¡disfruta del verano y del sol protegiendo tu piel y la de los tuyos!

Rebeca Cebrián Borau – Farmacéutica adjunta- specialista en dermofarmacia – Vocal dermofarmacia COF Huesca.

Farmacia Marro – Marrosalud

www.marrosalud.com

la protección no está reñida con la moda

Protege la vista de los rayos UV

Las gafas de sol se han convertido en un complemento de moda que nos acompaña todo el año, durante las cuatro estaciones. Miles de diseños, marcas y colores aportan personalidad y actúan como protectores de la vista. Porque esa es su principal función: proteger nuestros ojos de los efectos de los rayos de Sol. Pero ¿sabemos realmente cómo nos afectan los famosos UV?

Los cristales y la moda

 La energía UV afecta a nuestros ojos y sus efectos son acumulativos y permanentes, y pueden causar desde leves lesiones hasta ceguera. Por ello, los cristales de nuestras gafas de sol son los indicados para protegernos durante todo el año. El color y la opacidad de las lentes marcan tendencia, pero esa no es su función principal, sino que evitan el paso de los UV dependiendo de sus características.

Un buen ejemplo es la moda de los cristales de espejo. Son tendencia, pero además ofrecen una protección superior al representar una barrera a la incidencia de los rayos solares.

Del mismo modo está sucediendo con los polarizados, que también están de moda gracias a su protección, ya que minimizan los deslumbramientos gracias al tratamiento especial al que son sometidos por lo que son muy recomendables para conducir, especialmente después de haber llovido o con nieve, ya que son los momentos en los que el reflejo de la luz en el asfalto es más molesto.

Además de las tendencias, también influyen los gustos propios a la hora de comprar gafas de sol. Hay quienes prefieren los cristales más opacos y quienes optan por los más transparentes, y en esa elección también estamos condicionando la protección. Las gafas con filtro 0 son más transparentes, dejan pasar entre el 80 y el 100% de la luz y están indicadas para días nublados. La gama de filtros está clasificada del 0 al 4, siendo cada vez más opacos, hasta llegar al filtro 4, que deja pasar entre el 3 y el 8% de la luz.

En definitiva, la protección no está reñida con la moda. Elige tus gafas más adecuadas y no pierdas tu lado más “chic” mientras cuidas tu vista.

 

 

 

 

Paco Barreña

http://opticabarreña.es/

https://es-la.facebook.com/Optica-Barre%C3%B1a-291749801175450/

@optica-Barrena