El dedo caliente

Las vacaciones ya se han terminado… o casi. Y tengo que volver a la realidad conjugando dos problemas fundamentales: cómo superar la vuelta al trabajo y qué hacer con el millón de fotos que he hecho este verano. Combatiremos el primer asunto con el segundo.

Fotos de verano

Para los que tienen ya una edad un poco más elevada, ¿os acordáis de aquellas sesiones de diapositivas para los amigos en reuniones eternas que acababan como el rosario de la aurora? Los/las protas se venían arriba contando todos los detalles al ritmo del cataclak del carro de las diapos, el personal invitado comenzaba bien pero acababa perdiendo fuelle y los comentarios derivaban del tema vacacional hacia cualquier aspecto baladí o peregrino que surgía. En fin… que los viajeros mosqueados, los invitados aburridos, todos medio cenados y pa’casa.

La cosa se complica hoy en día porque además tenemos fotos de la cámara, fotos del móvil, las fotos de la pareja, las fotos de la hija, las que me envían de cuando estuvimos juntos, los selfies… en fin, la locura. Así que te doy algún que otro consejo para sobrellevar la cosa con dignidad y con productividad.

Paso 1. Ommmmm. Haz un rato de yoga o meditación o una siesta reconfortante. Necesitas energía.

Paso 2. Soy minerooo. Ya despierto o meditado, ponte música. Al gusto. Seguramente la irás cambiando conforme vaya pasando el tiempo y vaya mutando tu humor.

Paso 3. Ojo. Echa un vistazo general a todas las fotografías en sus distintas formas. Aprovecha para eliminar las que realmente no sirven de nada. Esos dedos delante del objetivo, contraluces bestiales, desenfoques feos…

Paso 4. Ordeno y mando. Es hora de ordenar las fotos. Aglutina material, establece criterios para hacer carpetas y subcarpetas (por temas, por días, por momentos…). Parece un rollo pero luego va bien. Si necesitas renombrar fotografías y quieres que la fecha mande, recuerda ponerla de esta manera: 20150810_Danzantes. Así cuando le pidas que ordene por fecha, lo hará bien. No utilices barras inclinadas (/) ni signos raros. El ordenador se puede confundir. La barra baja está muy bien.

Paso 5. Toque y retoque. Tanto en Mac como en PC, dispones de programas sencillos y gratuitos de retoque digital. También tienes en la red, incluso en línea, que no necesitas descargar. Para todos los gustos. En los móviles hay un montón de posibilidades que además te ofrecen filtros muy molones que te impactarán a ti y tus sufridas amistades.

Contrasta los colores, ajusta un poco las luces, coloca marcos bonitos, vira dos colores, pasa a blanco y negro ese retrato tan romántico…

Paso 6. Ideas para todo el año. Fotos para todo. Cumpleaños, navidad, reyes. Fotos para decorar tu casa o el trabajo con paisajes, retratos o detalles, para cortinas o estores; marcos digitales de regalo con un reportaje familiar dentro; fotos para funda de móvil, ratón o salvapantallas, en tazas, bolsos, camisetas, cojines o almohadones. Marcalibros, postales, calendarios, álbumes, cuentos, revistas o un vídeo.

FotorCreated2

Consulta en tu tienda o profesional más cercano que siempre te dará más garantía. Y si no encuentras lo que buscas, siempre te quedará la red.

Con estos pasos, es posible que te inunde un sentimiento de satisfacción por el trabajo bien hecho, quizás te ayude a planificar tus próximas “vacaciones fotográficas” pero lo que es seguro es que te hará tener una idea clara de que hacer fotos no sólo es hacer un click. Hay todo un mundo detrás que lleva un montón de horas, experiencia y conocimiento. Ante la duda… consulta a profesionales. Merece la pena.

José Ángel Alegre – Capycua Equipo Creativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *