Un bronceado seguro y sin riesgos

Ahora que las vacaciones se acercan, os proponemos unos sencillos trucos para cuidarnos y poder conseguir un bronceado seguro y sin riesgos.

bronce1

Lo primero que tenemos que tener en cuenta cuando vamos a ir a la playa, a la piscina o al campo, es el estar bien hidratados, y para ello deberemos beber de dos a tres litros de agua diarios.

Tenemos que tener mucho cuidado y no tomar el sol en hora punta, que es la que va del 12 del mediodía a 4 de la tarde.

Debemos protegernos correctamente, sobre todo a los más pequeños ya que ellos tienen la piel mucho más sensible. Para saber cuál es nuestra capacidad de absorción de los rayos solares debemos conocer que fototipo tenemos.

Fototipo

Se conoce como fototipo a la capacidad que tiene la piel para asimilar las radiaciones solares, en función de una serie de variables referentes al físico como son el tipo y la pigmentación de la piel, el color del cabello natural o la propensión a las quemaduras o al bronceado.

Se establecen unas tipologías que permiten conocer qué tipo de piel tenemos en relación con su reacción a la exposición solar. Es muy importante saber de antemano cuál es nuestro fototipo, pues así podremos elegir de manera adecuada que factor de protección solar es el que necesitamos utilizar, así como las precauciones especiales que debemos guardar a la hora de tomar el sol, y el tiempo máximo que debemos exponernos.

prueba2

A estas alturas todos sabemos que tomar el sol es una inyección de energía y beneficios, siempre y cuando se tomen las debidas precauciones. A continuación te contamos algunos de sus beneficios:

  • Levanta el ánimo: A través de la radiación solar aumenta la producción de sustancias químicas cerebrales como la serotonina, un neurotransmisor relacionado con la sensación de bienestar.
  • Fortalece los huesos: se debe a que el sol facilita la activación de la vitamina D que todos tenemos en el organismo, en la grasa concretamente, y esta ayuda a que el calcio se fije en los huesos.
  • Regula el sueño. Los rayos ultravioletas actúan como un potente café en el desayuno, impiden que el organismo produzca melatonina y por ello estamos más despiertos y con ganas de hacer cosas. El sueño en verano es más reparador y tenemos mayor sensación de descanso cada mañana.
  • Mejora el riego sanguíneo: El sol provoca una dilatación de los vasos sanguíneos superficiales y aumenta la circulación de la sangre, por lo que disminuye la presión arterial de la persona que está expuesta a él.
  • Te protege contra enfermedades: Activa la vitamina D, actúa como protectora frente al cáncer de colón. No recomiendan tomar suplementos de esta vitamina, pero si tomar el sol para activarla en el organismo.
  • Controla el colesterol: Los niveles de colesterol son menores en verano, en parte porque los rayos ultravioletas aceleran su metabolización y también porque en esta época tomamos menos grasas saturadas y más verduras, frutas y agua.
  • Mejora la piel: Los rayos solares ejercen un efecto terapéutico en personas que tienen afecciones en la piel, como psoriasis, debido a su efecto inmuno-regulador y antiinflamatorio. Además tiene propiedades anti infecciosas.

bronce2

Cómo podéis comprobar los beneficios del sol son múltiples, tomándose con precaución y sin excesos. Esperamos que esta información os sea de utilidad, y disfrutéis de unas maravillosas vacaciones consiguiendo un precioso bronceado.

Shanty Pardo Velilla

Peluquería Mixta Shanty´s

https://www.facebook.com/shanty.huesca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *